Lun 25 de Marzo de 2019
Curuzú Cuatiá - Corrientes
Canal Youtube Canal Twitter Canal Facebook Canal RSS
 
 
Expoagro 2019: la hora de mover las piezas en un tablero con variables adversas

El contexto de tasas altas, inflación e incertidumbre por el dólar no ayuda a la producción, pero el panorama de una buena cosecha es el punto a favor que puede aprovechar el sector

Tasas todavía altas, inflación que se resiste a bajar, dólar expectante en cuanto a sus movimientos y una boca de urna que proyecta una buena cosecha de maíz y soja. A semanas de que se generalice el avance de las cosechadoras, para los productores el momento actual se parece a un juego de ajedrez donde no hay margen de error para mover las piezas. Un mal movimiento encadenado de otros puede llevar a un jaque mate.

Las variables que amenazan al negocio son relevantes y están ahí, amenazantes. Pero, tras la sequía del año pasado, los productores tienen la cosecha que, si el clima termina de acompañar en la recolección, es "el Rey", su pieza más importante.

En este contexto, de cara a Expoagro, que se hará entre el martes y el viernes próximos en San Nicolás, una muestra que siempre refleja el pulso de los productores, la nacion consultó a expertos y referentes de compañías del sector para tratar de anticipar lo que viene.

Lo primero que salta a la vista es que no hay una única foto sobre cómo está el productor hoy. En rigor, Teo Zorraquín, de Zorraquín + Meneses, destaca que el negocio tiene entre los productores "innumerables matices según su historia reciente". Esto es, cómo lo afectó el clima para bien o para mal, si venía con una situación financiera acomodada de antes o ha tenido necesidad de financiamiento externo en 2018, cuál era su actividad principal, escala, entre otros puntos.

Sin embargo, hay factores en común. "El común denominador es la altísima presión fiscal, dada por la innumerable lista de impuestos y tasas que los distintos niveles de gobierno imponen", indicó. "Otro común denominador es el condicionamiento que genera el alto costo del dinero. Las tasas de interés que ahora han bajado respecto a la estratósfera en la que estuvieron siguen en el orden del 50% anual en pesos. Esto complica la liquidez del capital de trabajo para funcionar, pero además resta voluntad y capacidad para hacer inversiones de mediano plazo", grafica.

Desde las empresas de insumos y bancos, en línea con la expectativa de una buena cosecha vislumbran perspectivas favorables para el negocio. "Creemos que va a ser un muy buen año porque agronómicamente hablando la campaña de gruesa viene muy bien a nivel país. Si bien el 2019 estará marcado con cambios de ánimo en función del año electoral, pensamos que debería ser un buen año agrícola", dijo Julián Sudera, director de marketing de Corteva.

Para Sudera, las variables dólar, inflación y tasas no obstante "van a modificar constantemente la forma con la que el productor decida su plan de campaña. Esto puede generar cambios abruptos en la definición de compra como seguramente podrá dilatar algunas decisiones".

Nicolás Ballestrero, gerente general de Agco Argentina, coincidió en que desde el punto de vista agronómico será "un año muy positivo", salvo donde hubo exceso de lluvias. Al respecto, remarcó que "los rindes en general serán excelentes tanto en maíz como en soja". Sin embargo, consideró que desde el punto de vista político y económico es donde "vemos un freno".

"Es un año de elecciones en el cual los productores pueden llegar a demorar un poco sus inversiones. Desde lo económico exclusivamente tampoco ayudan las altas tasas de interés y un dólar poco estable para el negocio de algunas economías del agro".

Para el ejecutivo, con la alta volatilidad de la tasa de interés, sumado a un dólar poco estable, la lechería y ganadería se ven "altamente" perjudicadas. "En el caso de los productores de granos, el movimiento del dólar no los afecta en gran medida. El contexto de un año electoral no va a ayudar a tranquilizar ninguna de los dos variables", afirmó.

Zorraquín también habla de las elecciones como un factor que condiciona. "Hay desilusión al ver que este gobierno, si bien ha tenido algunos logros necesarios (apertura de mercados, unificación del tipo de cambio, el cambio en el Indec, el funcionamiento de la Justicia, el arreglo con los holdouts, el favorecer la integración al mundo y no poner cupos a la exportación, etc.) no ha podido encarrilar la economía.

Pero también hay temor mayor aún a la vuelta de algún tipo de gobierno populista que vuelva a poner al campo como enemigo y que genere reformas moderadas o extremas que aspiren a poner al país en el club de los países fuera del mapa", dijo.

¿Qué dicen en los bancos sobre el actual escenario y cómo ven los próximos meses? Para Marcelo Mc Grech, gerente de agronegocios de Banco Galicia, considerando que en Expoagro se puede tomar el pulso de los productores "el clima de negocios estará en concordancia con el estado de la cosecha, que a priori es muy bueno".

Mc Grech reconoció que en un año electoral la incertidumbre es mayor. Y precisó sobre las variables tasas y dólar. "Estimaciones de tasas y valor del dólar hay tantas como economistas, pero la variación entre las mismas es poca. El agro produce bienes que cotizan en dólares con lo cual la incidencia del tipo de cambio va atado con su producto, este puede tomarse como una ventaja, o por lo menos disminuir la incertidumbre. La actividad seguirá su curso de crecimiento en muchos casos atado a la apertura de nuevos mercados externos", opinó.

En tanto, Juan Martín Ocampo, gerente de agronegocios de Santander Río, también espera un buen clima de negocios en Expoagro tras la buena cosecha de trigo y lo que se espera para la gruesa.

Respecto de la tasa, señaló que contribuye a que el tipo de cambio se mantenga cerca del piso inferior de la banda cambiaria. "Si bien es difícil estimar cuánto será la demanda de dólares, debido a la volatilidad que podría generar un año electoral, esperamos en los próximos meses una mayor oferta de dólares -en relación a 2018- por parte del sector agrícola", indicó. Ocampo precisó sobre la inflación: "Si bien esperamos que esta se mantenga relativamente alta en los próximos meses, también creemos que será menor en 2019 con relación al año pasado, producto de una política monetaria más restrictiva y una economía que todavía no ha repuntado".

Prioridad, reactivar el clima de negocios
Para las empresas, Expoagro, que se viene con 513 expositores, por encima de los 468 del año pasado, la muestra siempre es una oportunidad para buscar negocios. Banco Galicia pone a disposición de sus clientes $15.000 millones preacordados para comprar maquinaria e insumos durante la exposición. Además, según precisó Marcelo Mc Grech se disminuirá la tasa de la Tarjeta Galicia Rural un 20%. Desde el Santander Río, Juan Martín Ocampo precisó: "Aparte de nuestra Tarjeta Santander Río Agro con más de 80 convenios vigentes, vamos a estar lanzando convenios exclusivos en dólares con las principales firmas de mercado para la compra de insumos y maquinaria agrícola".

Desde Corteva, Julián Sudera, indicó que además de los productos apuntan para los productores a diversas herramientas comerciales, como los descuentos por pago contado, canje de granos disponible y a cosecha, acuerdos de financiación bancaria en dólares y moneda local, entre otras. En tanto, desde Agco Nicolás Ballestrero dijo que allí vienen trabajando más fuerte desde 2018 con su firma financiera Agco Capital para ofrecer "soluciones de financiamiento más blandas" y en 2019 seguirán en esa línea.




Sábado, 09 de marzo de 2019
Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter         

Volver

 
       
 
 

© Copyright 2012 - 2015
www.iusnoticias.com.ar | All rights reserved
Curuzú Cuatiá - Corrientes - Argentina
(03774) 425131 y (3774) 404176 | redaccioniusnoticias@gmail.com