Mie 23 de Octubre de 2019
Curuzú Cuatiá - Corrientes
Canal Youtube Canal Twitter Canal Facebook Canal RSS
 
 
Correntinos y chubutenses en el Mundial de Esquila Francia 2019

Con la venta de rifas y choripanes, un aporte municipal y el apoyo de un productor agropecuario, llegaron al mundial que se desarrolla en Francia del 4 al 7 de julio, en el cual participan 34 países y se rasuran casi 5000 ovejas
Oriana Riou se despertó a las cinco de la mañana en su habitación en Le Dorat, próximo a la ciudad de Limoges, en Francia. El día finalmente había llegado: a las siete en punto comenzaría la competencia en la décima octava edición del Campeonato Mundial de Esquila de Ovejas y Acondicionamiento de Lana, que comenzó ayer y culminará el domingo.

El desempeño del equipo se puede seguir en sus redes sociales: hoy será el segundo día del mundial donde la selección argentina seguirá compitiendo, en Le Dorat, Francia, dónde 350 esquiladores de 34 países rasurarán 5000 ovejas.

La joven, coordinadora y traductora del seleccionado argentino, partió junto a sus compañeros al primer día del evento donde ella sería la primera en competir. "Es la primera vez en la historia que se hace el mundial en Francia y la primera vez que participa un equipo argentino completo", explicó Riou.

A ella se suman Osvaldo Magallanes y José Paiva, ambos oriundos de Curuzú Cuatía, Corrientes, que competirán en esquila mecánica. "Estamos emocionados, ansiosos y nerviosos: luchamos mucho para poder estar en este mundial", dijo Magallanes. Además Paiva agregó: "Vamos a tratar que nos vaya bien; representar al país y a la provincia de uno significa mucho".

En octubre del año pasado, Riffaud visitó a Osvaldo Magallanes en Curuzú Cuatía y los aconsejó sobre la competencia.

El seleccionado se completa por dos competidores en esquila manual: Pablo Barrera de Puerto Madryn y Arsenio Saihueque, de Gobernador Costa ambos en la provincia de Chubut. Además, participa Federico Blanco, acondicionador e instructor.

Según relató, la joven estaba muy ansiosa cuando entró al galpón de esquila. Los nervios, como el calor de la mañana europea, iban en aumento, hasta que subió al escenario. "Ahí entré en una burbuja, no sabía que pasaba a mi alrededor: estábamos solamente la oveja y yo. No tenía idea si iba última o si las otras competidoras me sacaban ventaja. Me concentré en las posiciones y en tratar de que no se me escape la oveja porque eran corderos muy pateadores", explicó a Infobae.

La historia de la joven franco-argentina

Hace 26 años Oriana Riou nació en París. Su padre es argentino y a los 18 vino a vivir a Buenos Aires. En ese tiempo comenzó la carrera de Ciencias Veterinarias en la UBA y en diciembre obtendrá su título. "En la facultad comencé a participar de un voluntariado ovino y allí aprendí a esquilar. Luego fui a un curso en Mercedes, Corrientes, y conocí a Osvaldo Magallanes, instructor de esquila prolana. A José Paiva lo vi por primera vez en este verano en la Patagonia donde trabajamos en la misma estancia", recordó.

A principios de 2017 le escribió a Magallanes para saber cómo se preparaban para el Mundial de Nueva Zelanda, pero el esquilador le respondió que no habían podido viajar. "Ahí empezamos con las gestiones para poder estar a el Mundial en Francia. Citas, entrevistas, millones de mails. Hicimos una cantina, vendimos corderos a la estaca, tortas, choripanes, rifas, todo de acá para allá: Curuzú Cuatía, Mercedes, Buenos Aires", afirmó.

El esfuerzo iba dando sus frutos. Sus familias y amigos replicaban las publicaciones en las redes sociales, asistían a cada evento, preparaban tortas para la cantina o les regalaban corderos para vender. La municipalidad de Curuzú Cuatiá los apoyó con dinero para gastos como comida y traslado en Francia. Pampero se convirtió en su sponsor y les brindó la indumentaria, y también recibieron ayuda de Arturo Menéndez, de la Estancia San José.

Sueño cumplido

El 1° de enero de este año nació la selección argentina de esquila: sus integrantes lograron juntar el dinero y la organización del mundial les dio el alojamiento. "Fue todo a pulmón. Cada uno se pagó su pasaje con su dinero. No aguanto más la alegría, son tipazos que adoro", contó la joven emocionada desde Francia.

Además, la joven contó cual es la importancia de la lana para ella: "Creo que es un producto muy noble en esta época donde todo es plástico. Es fundamental volver a ella pero sin esquilador no hay lana. Además es una profesión que en la Argentina no se valora al igual que en otros países como en Francia, Nueva Zelanda y Australia, por ejemplo", explicó.


Riou contó que cuando obtenga su título quiere dedicarse a los animales grandes como vacas y ovejas. "Yo jamás seré profesional porque no me voy a dedicar a esto pero me encanta esquilar y poder transmitirlo. Tengo la esperanza de que nuestra participación en esta competición haga más visible una actividad que perpetúa una tradición ancestral y que es la expresión de un trabajo rural que se ejerce en todo el país", afirmó.

Hace una semana el equipo viajó a Francia. Oriana alojó en su casa de París a sus compañeros correntinos. "Me acuerdo de las caras cuando vieron la Torre Eiffel y probaron el queso francés. Ellos ya compitieron pero nunca a nivel internacional o en un mundial. Sea cual fuere el resultado, la meta ya está cumplida", dijo la joven franco argentina.

Fuente: INFOBAE


Viernes, 05 de julio de 2019
Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter         

Volver

 
       
 
 

© Copyright 2012 - 2015
www.iusnoticias.com.ar | All rights reserved
Curuzú Cuatiá - Corrientes - Argentina
(03774) 425131 y (3774) 404176 | redaccioniusnoticias@gmail.com