Dom 5 de Julio de 2020
Curuzú Cuatiá - Corrientes
Canal Youtube Canal Twitter Canal Facebook Canal RSS
 
 
Tiziano Gravier, el abanderado de la delegación argentina en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno de Lausanne 2020

Tiziano Gravier, el hijo de Valeria Mazza que será abanderado en los JJOO: el accidente de su hermano que lo motivó para ser olímpico y su recuerdo con Usain Bolt
El joven de 18 años competirá en la prueba de esquí alpino y sueña con ganar una medalla en Lausanne 2020. En una charla con Infobae, contó por qué el deporte es un pilar para la familia y el valor que le dio a la educación en su formación
Por Juan José Ciceri


Cae el sol en la casa del mundo olímpico. Suiza recibirá la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno, y en la puerta de uno de los departamentos de la delegación argentina está Tiziano Gravier, dispuesto para hablar con Infobae a unas horas de llevar la bandera argentina en la ceremonia de apertura de Lausanne 2020.

Ya instalado en el Vortex, el nombre que lleva una de las residencias para los deportistas olímpicos de más de 70 países que competirán en el evento multidisciplinario para jóvenes de entre 15 a 18 años, el abanderado elegido por el Comité Olímpico Argentino está en el lugar al que buscó llegar hace cuatro años, cuando el sueño de competir en los Juegos Olímpicos empezó a hacerse realidad en su mente.

“La Villa Olímpica es impresionante. Es todo un edificio en círculo. Cuando estás adentro, se parece a la Bombonera o el Santiago Bernabéu. Cuando salís al balcón, se pueden ver todos los demás pisos donde todos los países ponen sus banderas”, cuenta el segundo hijo de la familia que conformaron Valeria Mazza y Alejandro Gravier.

“Esperé un montón este momento. Me vengo preparando hace cuatro años, pero igual se me ponía la piel de gallina de solo pensar que iba a estar acá”, dice.


Tiziano junto a su mamá, Valeria Mazza (@valeriamazzaok)
Tiziano junto a su mamá, Valeria Mazza (@valeriamazzaok)
La relación de Tiziano con el deporte es hereditaria. Más allá que sus padres son personas famosas sin haber competido en el alto rendimiento, su crecimiento estuvo atravesado por ver a sus papás y su hermano mayor -Balthazar, de 21 años- practicar diferentes disciplinas.

“Me gusta hacer mucho deporte. Mi papá llegó a ser Pumita y mi mamá llegó a ser nadadora casi profesional hasta los 17, cuando finalmente se convirtió en modelo. El deporte para nosotros es un pilar”, explica Gravier, que comenzó a esquiar a los 3 años y creció teniendo como referente a su hermano mayor.

Hace cuatro años, en la antesala de la pasada edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno que se realizaron en Noruega, un acontecimiento sacudió a la familia: Balthazar sufrió un accidente que lo privó de transformarse en el primer deportista olímpico para el clan Mazza-Gravier, pero a su vez, el hecho se convirtió en un motor para ese chico que, con 14 años, ya demostraba que había nacido para derrapar en la nieve.

“Mi hermano estuvo pre clasificado para Lillehammer 2016, pero un golpe en la cabeza en una competencia previa lo dejó afuera. A su vez, eso también me dio muchas ganas porque nos unió como familia. Fue la primera vez que me imaginé poder estar en un lugar así”, explica el campeón argentino sub 18 de slalom y slalom gigante, dos disciplinas del esquí alpino, la modalidad en la que competirá en Lausanne -tiene como objetivo completar un recorrido determinado en la menor cantidad de tiempo- a lo largo de varios días, sumado a un evento combinado en el que compartirá equipo con el resto de los esquiadores del equipo argentino.



Hasta el 22 de enero -la fecha que terminarán los Juegos-, Tiziano no estará sólo en Suiza. Una vez que se hizo oficial su participación en el equipo argentino, mamá Valeria agarró su agenda y marcó los días en el calendario para que toda la familia acompañe al flamante atleta olímpico.

“Todos están muy emocionados de poder acompañarse. Cuando se dio la confirmación, se pusieron a planificar todo el viaje para acompañarme y por primera vez pasamos las fiestas acá en Europa. Están todos muy contentos”. ¿Quiénes son todos? Además de su hermano mayor y sus padres, el resto de la hinchada estará compuesta por Benicio y Taína, los más chicos de la familia.

El camino de Tiziano para llegar a la versión para chicos de los Juegos Olímpicos no fue fácil. Sumado a las horas de entrenamiento en pista, los trabajos físicos son decisivos para fortalecer el cuerpo y prepararse para la competencia. “Es clave hacer el trabajo físico. Es casi igual de importante que el de la nieve. Lo mismo el descanso. Un día libre por semana y varias los estímulos de fuerza para llegar bien al día de la carrera”, cuenta.

El tiempo pasó y, desde los 12 años, Gravier compite a nivel internacional. Gracias a sus grandes actuaciones, que lo llevaron a ganar varias pruebas reconocidas en categorías juveniles -triunfo en carreras como el trofeo Borrufa en Andorra, la copa Whistler en Canadá y el Topolino en Italia-, Tiziano se fue ganando la consideración de la Federación Argentina de Ski y Alpinismo (FASA) y también la de las autoridades de su colegio, que le permitieron cursar la escuela secundaria a distancia.

“Estoy muy agradecido a ellos. Me dejaron cursar y poder competir, por eso me sentí un privilegiado. Este año pude terminarlo. Conozco gente que no tuvo la misma posibilidad de tener un colegio así de abierto, por eso espero que los deportistas jóvenes puedan tener esa oportunidad en muchos más lugares”.

Tiziano Gravier buscará hacer historia en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno en Suiza (@valeriamazzaok)
Tiziano Gravier buscará hacer historia en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno en Suiza (@valeriamazzaok)
Una vez que termine su experiencia en Lausanne 2020, Tiziano ya conoce cuál será su futuro. Él mismo tomó la decisión, claro. “Tenía clarísimo cuando terminé el secundario que tenía que seguir estudiando. La carrera del deportista no es para toda la vida, por eso es importante tener un título. Voy a arrancar el año que viene en la Universidad de San Andrés, en un programa dedicado para deportistas que es excelente: voy a seguir la carrera de negocios digitales”. Todo mientras también sueña en volver a los próximos Juegos Olímpicos, pero esta vez de mayores, en Beijing 2022.

Pero antes de pensar en lo que sucederá cuando termine de vivir una experiencia deportiva y cultural sin igual, este esquiador está focalizado en hacer historia para los deportes invernales en Argentina y lograr la primera medalla en el historial de la competencia para jóvenes.

- ¿Estás preparado para ganar una medalla?, fue la pregunta de Infobae.

- (Se ríe) “Obviamente que sí. La verdad es que si, soñamos. Soñamos en grande. Además, nos preparamos para eso. Todos estamos bien preparados y queremos hacer un buen papel. Creo que sino pensaremos eso no estaríamos acá, ¿no?”, fue la respuesta de Gravier.

La charla está entrando en su etapa final. La cena ya es historia y mañana (por hoy) ya será 9 de enero, el día tan esperado. Pero mientras sigue hablando, Tiziano no puede dejar de asombrarse al ver banderas de Austria, Suiza, Croacia, Turquía, de Japón, todas colgadas. “Es una mezcla de gente que es como vos: tiene los sueños parecidos y es amante del deporte”, dice.

A pesar de ser amante de los deportes desde muy chico, su primera conexión con el olimpismo fue hace poco más de siete años, cuando un velocista jamaiquino lo sumergió en un mundo que hasta ese momento era desconocido para él. “Como competencia, los Juegos Olímpicos son lo máximo para cualquier atleta. Lo que mueven y el espíritu que transmiten. Los primeros Juegos que recuerdo son los de Londres 2012. Estar viendo atletismo y ver a Usain Bolt fue increíble”.

¿Y en Argentina, tiene algún deportista al que intentó imitar o siguió su carrera deportiva? “No soy mucho de idolatrar. Me encantaba Manu Ginóbili y me gusta Luis Scola porque son personas muy trabajadoras, en su forma de pensar y en los conceptos claros para ser exitosos”, cuenta Tiziano, que aprovechó para sumar a una personalidad que vio ganar títulos y más títulos en el tenis mundial. “Por personalidad, me gusta mucho Rafa Nadal. Es un fenómeno”.

A pocas horas de levantar la bandera y ser el abanderado argentino en la apertura de Lausanne 2020, Tiziano todavía está incrédulo. No de lo que trabajó para llegar al mejor escenario mundial, sino de que el futuro llegó y la espera terminó.

“Es un momento que recordaré el resto de mi vida”. Así lo será, acompañado por la familia Mazza-Gravier, esa que tanto tuvo que ver para que él pueda lograr su primer gran objetivo de vida.


Jueves, 09 de enero de 2020
Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter         

Volver

       
 
 

© Copyright 2012 - 2015
www.iusnoticias.com.ar | All rights reserved
Curuzú Cuatiá - Corrientes - Argentina
(03774) 425131 y (3774) 404176 | redaccioniusnoticias@gmail.com