Mie 27 de Octubre de 2021
Curuzú Cuatiá - Corrientes
Canal Youtube Canal Twitter Canal Facebook Canal RSS
 
 
¿Por qué el autoexamen y la mamografía son claves para la prevención de cáncer de mama?


Cada mes de octubre se conmemora en el mundo el Día Internacional del Cáncer de Mama, una fecha que busca sensibilizar a miles de mujeres de todo el mundo, sobre la importancia de realizarse un examen de mamas regularmente, con la finalidad de detectar cualquier signo o anomalía.

¿Qué es el autoexamen?

Un autoexamen de mamas es un chequeo que una persona se realiza en casa para buscar cambios o problemas en el tejido mamario.El auto examen toma sólo unos minutos y se hace solamente una vez al mes.

Si se trata de una persona menstruante, se recomeinda que el auto-examen se realice de 7 a 10 días después del primer día de su período, cuando las mamas están menos sensibles. Si la persona no menstrúa, se recomienda elegir el mismo día de cada mes para que se acuerde de hacerse el auto examen. Al practicarlo regularmente se prenderá lo que es normal en los senos. Este conocimiento puede ayudar a identificar cualquier cambio mínimo que deberá ser reportado al médico inmediatamente.

¿Cómo se hace?

Frente al espejo

Frente a un espejo con los brazos en la cintura, observe buscando cambios en la Forma, tamaño o color en las mamas o la piel.

Estando en esa posición realice presión en la cintura con sus manos y observe si hay retracciones o cambios.

Verifique que sus pechos no presenten cambios en la piel, ni en el pezón.

Eleve sus brazos y observe nuevamente por cambios en las mamas o la piel.

Cambios que debe de buscar son: Abultamiento o tumor en la mama o la axila. Cambios en el tamaño y/o forma de la mama. Fruncimientos, hoyuelos, y/o enrojecimiento de la piel de la mama.

Palpación:

En la ducha

Examine sus pechos en forma circular desde la axila hasta el pezón, sin levantar los dedos.

Acostada, con una toalla enrollada bajo el hombro, palpe toda la mama, la axila y el Pezón, con movimientos circulares y radiales buscando masas que no sean normales.

Comprima el pezón con los dedos índice y pulgar para confirmar que no hay salida de secreción.

¿Y una mamografía?

La mamografía es un tipo de radiografía que detecta el cáncer de mama en las mujeres. Las imágenes que produce se denominan mamografías. Estas imágenes pueden mostrar pequeños tumores que no se pueden sentir. Las mamografías también pueden mostrar otras irregularidades en la mama.

¿Por qué es importante realizarse este estudio?

La mamografía es la forma más eficaz para detectar el cáncer de mama de manera precoz. La mamografía no impide la aparición del cáncer, pero puede salvar vidas. Los datos son contundentes: las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 100%. Con la mamografía se pueden detectar masas en el pecho cuando todavía son demasiado pequeñas como para que sean apreciables y/o palpables por la paciente o por su médico. Y, aunque resulte algo muy obvio, la detección temprana de la enfermedad permite que el tratamiento se inicie antes de que el cáncer se haya extendido o se haya diseminado a los ganglios o a otros órganos.

La mamografía también se emplea para detectar cualquier tipo de lesión en el tejido mamario. Muchas de ellas son benignas: quistes, nódulos sólidos…

¿Cuáles son los tipos principales de mamografías?

Mamografía de detección. Esta prueba busca el cáncer de mama en las mujeres sin síntomas. El objetivo es detectar la enfermedad en forma temprana, cuando puede ser más tratable.

Mamografía de diagnóstico. Es posible que reciba esta prueba para dar respuesta a una pregunta específica o para obtener más información sobre un síntoma específico. Se puede recomendar por los siguientes motivos:

Una mamografía de detección muestra un área sospechosa.
Si se siente una masa en la mama.
Si una tiene otros síntomas inusuales.

La mamografía de diagnóstico normalmente toma más fotografías de la mama que una mamografía de detección.

¿Quién realiza mi mamografía?

Esta prueba la lleva a cabo un técnico en mamografía que se conoce como mamografista. Un mamografista está especialmente capacitado para tomar imágenes radiográficas de las mamas.

Un médico que se especializa en la lectura de pruebas por imágenes médicas revisa la mamografía. Este tipo de médico se denomina radiólogo.

¿Qué sucederá durante la prueba?

La realización de la mamografía lleva de 10 a 15 minutos. Sin embargo, todo el proceso tarda hasta una hora. Esto incluye cambiarse de ropa, someterse al examen y verificar que se completó.

Es posible que el técnico pida que la o el paciente se relaje y que respire profundamente cuando comience el procedimiento.

La o el paciente estará de pie frente a la máquina de mamografía. Allí, el técnico:

Coloca 1 de las mamas entre 2 placas plásticas
Presiona las placas juntas para aplanar la mama
Toma una radiografía, lo que requiere unos segundos
Al aplanar la mama se distribuye el tejido. Esto facilita encontrar pequeñas anormalidades. También impide el movimiento que desdibujaría la imagen.

Una mamografía con un resultado anómalo no es siempre sinónimo de que haya cáncer. Si se produce este caso, se tendrán que realizar mamografías adicionales, pruebas y/o exámenes para tener mayor certeza. Cerca del 10 % de las mujeres que se hace una mamografía necesita más análisis. Solo el 8%-10 % de estas mujeres necesitan una biopsia, y alrededor del 80 % de estas biopsias resultan ser no cancerígenas.



Viernes, 08 de octubre de 2021
Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter         

Volver

       
 
 

© Copyright 2012 - 2015
www.iusnoticias.com.ar | All rights reserved
Curuzú Cuatiá - Corrientes - Argentina
(03774) 425131 y (3774) 404176 | redaccioniusnoticias@gmail.com