Lun 11 de Diciembre de 2017
Curuzú Cuatiá - Corrientes
Canal Youtube Canal Twitter Canal Facebook Canal RSS
 
 
Emocionada hasta las lágrimas, directora de escuela EFA de Paso Tala agradeció a Curuzú por las donaciones recibidas

(Audio) Hace algunas semanas la Radio Guarani de Curuzú Cuatiá inició una campaña solidaria para ayudar a las familias inundadas del Paraje Paso Tala de Perugorría. Gracias a la solidaridad de los oyentes de la comunidad curuzucuateña se logró acopiar ropas, alimentos, agua y artículos de limpieza, que en las últimas horas de trasladó hasta el lugar.





Paso Tala es un paraje muy cercano a la localidad de Perugorría, distante a unos 150 kilómetros de Curuzú Cuatiá, cuenta con al menos 600 habitantes quienes hoy están repartidos en diversos centros para evacuados porque el agua de uno de los afluentes del río Corriente se desbordó complicándolos en demasía.

Desde la radio se buscó trasladar las cosas donadas por el pueblo curuzucuateño hasta donde se pueda llegar con la ayuda, y se eligió llevar la ayuda a una escuela EFA de allí, la Pejú Porá, dirigida por Liliana Espina, su rectora y un grupo de al menos 25 docentes, que hacen patria, no sólo enseñando contenidos académicos a los más de cien chicos que asisten a la escuela, sino también principios y valores de convivencia social.

Para llegar a la escuela, que funciona como recepctáculo de donaciones, se tuvo que sortear algunos obstáculos, sólo se puede pasar y llegar hasta allí con vehículos grandes o en canoa y en tractor.

Desde la Radio se dirigió hasta el lugar el gerente y parte del staff de la misma y fueron recibidos por la directora de la escuela EFA que allí funciona.

Liliana Espina, es la rectora de la escuela de la familia agropecuaria (EFA) Pejú Porá, que por estas inclemencias e inundaciones no está dando clases pero sí, funciona como un centro de acopio de mercaderías, de ropas y artículos de limpieza.

Apostados allí, desde la AM 970 Radio Guarani se entrevistó con la directora, quien por momentos se mostró muy emocionada, casi hasta quebrarse con lágrimas por la inmensa gratitud hacia el pueblo curuzucuateño, por este gesto, del cual, la Radio en este caso, fue sólo un vehículo para transportar las donaciones que fueron llegando desde hace varias semanas.

El equipo de la radio llegó al lugar este viernes en horas de la siesta, conjuntamente con un colectivo de la Escuela, que tienen hace dos años y que lo mantienen a través de una cooperativa formada entre alumnos y docentes, para que el vehículo funcione correctamente. Los docentes donan parte de su sueldo y los alumnos colaboran con otro tanto para mantener este vehículo, con el que se trasladan asiduamente, y hoy es el único que puede sortear las partes de la ruta que lleva a la escuela que están sobrepasadas por el agua.

Liliana Espina, y un grupo de docentes recibieron las donaciones de los curuzucuateños y las hicieron ingresar a la escuela con un tractor y un carro porque el ingreso a la misma está rodeado por las aguas. Afortunadamente, la construcción de la escuela está edificada sobre una altura y el agua no logró ingresar a las instalaciones pero para llegar ahí se amañan con un tractor que cincha un carro.

A muy pocos metros de la escuela, está un CIC donde conviven al menos una seis familias numerosas del Paraje, a quienes se les acercó una buena dotación de agua potable, que esperaban con ávidez y también alimentos como así también artículos de limpieza. El resto de las donaciones, ropas y demás se acopió en la escuela, a la espera de que las aguas bajen, que los pobladores regresen a sus casas y luego de las tareas de desinfección y limpieza se les van a entregar.

Espina, quien dirige la escuela EFA desde hace 11 años, contó que no es la primera vez que padecen inundaciones, "es la tercera inundación que tenemos en el Paraje, vivír así es tristísimo, te parte el alma, hace quince días salimos de acá y estamos volviendo porque estamos dando clases en los Centros de Evacuados, que están en Perugorría, Batel, Goya y acá en el Paraje, y volver y ver tanta agua de nuevo, nos parte el alma", comenzó diciendo en una entrevista en la que se la escuchó y vio muy emocionada, por momentos al borde del llanto.

Como se dijo antes, hoy en la escuela no pueden dar clases, pero en circunstancias normales, allí trabajan un grupo de 25 docentes y más de un centenar de alumnos que comienzan sus tareas los lunes y terminan el viernes, desde las 6 de la mañana y hasta las 22.30 cuando van a dormir. Es una escuela secundaria con modalidad de alternancia, con formación académica y técnica agropecuaria, se les enseñan varios oficios y cuentan hasta con un gabinete informático de primer nivel. Allí van a dar clases chicos que vienen de todos los rincones de la zona, de Curuzú, Solari, Cuarta Loma, Goya, Batel, Colonia Carolina, Aguay, Palmitas y obviamente de Perugorría y de Paso Tala.

En un momento de la nota, la directora comentó que todas las noches, antes de ir a dormir, uno de los docentes los reúne a todos los alumnos y se hace una reflexión de los aspectos vividos durante el día, lo que se hizo y salió bien, es aplaudido por todos y celebrado y lo que no salió tan bien, se lo charla, y se lo intenta mejorar, y no sólo en el aspecto técnico, académico o formativo, sino que aplican este método también a la convivencia. "Se ayudan mucho entre ellos, todos, en un momento cuando hubo una tormenta muy fuerte que voló los techos de muchas casas del Paraje, todos los alumnos salieron con herramientas y con los insumos que se consiguieron en un día lograron techar las casas a las que se les había volado el techo, todos trabajan así y encuentran después la satisfacción en haber hecho algo útil y aprenden", reveló la directora a modo de ejemplo.

Una gratitud que llega hasta las lágrimas

La charla con la directora, se realizó en una de las aulas de la EFA, mientras los docentes seguían con la tarea de organizar todo lo donado. En un momento, Espina destaca la solidaridad de todos para ayudar a los lugareños. "A pesar de todo hay mucha solidaridad, tuvimos donaciones de Goya, de la Fundación Sí, y de ustedes, y les agradezco... (se quiebra), les agradezco muchísimo este gesto que tienen porque es difícil ser solidario con la gente que no se conoce", dijo.

"La escuela es de pronto el medio que tiene la gente y el puente para llegar a las comunidades, nosotros estamos y estaremos muy agradecidos con Curuzú, ojalá podamos en algún momento retribuir", dijo la directora.

E indicó que por el momento "estamos dando clases en Batel, en un Centro de Día de Goya y ojalá que podamos dejar nuestro granito de arena a esta gente que gracias a Dios es tan solidaria", dijo en relación a los curuzucuateños solidarios que tuvieron su aporte para los inundados del Paraje Paso Tala.

"Hay que estar, hay que vivír, y hay que sufrir lo que esta gente viene sufriendo durante tres años consecutivos, volver a inundarse y otra vez lo mismo y si nosotros como escuela nos sentimos tan mal, con tantas cosas perdidas, imagínense las familias, que cuando se logra reponerse se inundan de nuevo", reflexionó.

"Hay que pensar en la refundación de Paso Tala, tenemos que empezar a hablar y empezar a hacer casas sobre pilotines, porque es muy feo el desarraigo en este tiempo, y he visto como se los trata a los inundados y no son malas personas, no tienen culpa de inundarse, no merecen estar así", concluyó la directora.

Vale la pena escuchar la nota (click aquí)

Imágenes





















Sábado, 17 de junio de 2017
Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter         

Volver

 
       
 
 

© Copyright 2012 - 2015
www.iusnoticias.com.ar | All rights reserved
Curuzú Cuatiá - Corrientes - Argentina
(03774) 425131 y (3774) 404176 | redaccioniusnoticias@gmail.com