Mie 18 de Septiembre de 2019
Curuzú Cuatiá - Corrientes
Canal Youtube Canal Twitter Canal Facebook Canal RSS
 
 
River-Boca: el rompecabezas de Alfaro y el equipo que puede llevar al Monumental

Desde que tomó la dirección técnica de Boca en enero, muchas son las veces que Gustavo Alfaro tuvo la fantasía de ser uno de los protagonistas de un encuentro tan grande e inigualable como lo es un superclásico ante River.

Lo que seguramente nunca se imaginó es el hecho de que, en el primero que vivirá, tendrá que cambiar la planificación que ya tenía fija en su mente para ir al Monumental, debido al contratiempo de perder anoche a dos hombres sensibles de su estructura: esta mañana, Eduardo Salvio y Ramón Ábila se sometieron a unos estudios que arrojaron un desgarro grado 1 en el isquiotibial izquierdo y una avulsión parcial (pequeño desprendimiento) del aductor izquierdo, respectivamente: lo de Wanchope es una lesión más compleja. Noticias pésimas en un momento delicado.

Está claro que, tras hacerlos descansar el domingo pasado en el triunfo ante Banfield (1-0) y hacerlos jugar anoche para cerrar la serie de cuartos de final ante Liga de Quito y darles fútbol tras una semana, siendo consciente de los riesgos que asumía al llevar adelante esa determinación, Alfaro tenía en la cabeza no hacer grandes movimientos y poner ante el conjunto de Marcelo Gallardo prácticamente los mismos que jugaron tanto en Ecuador como anoche en condición de local, con la salvedad de que en Quito también había sufrido la baja de Mauro Zárate, otro de los que en aquel momento ya se anotaba para jugar en el Monumental.

Sin embargo, por esas cosas que tiene el fútbol, un compromiso de fácil resolución que parecía no poner en riesgo a nadie terminó saliendo al revés y dejó grandes heridas. Y es ahí donde arranca el juego. Entre los misterios y los rompecabezas. ¿Cómo se rearma Boca tras estas bajas y qué formación puede vislumbrarse? El cambio de fichas parece inmediato y casi de memoria. Más compleja podía resultar la resolución si lo de Nicolás Capaldo terminaba siendo de una gravedad paralela a la de Toto y Wanchope: a pocos minutos del final, el pampeano de 20 años se retiró con dolores de la cancha debido a un pequeño esguince de tobillo que no le va a poner reparos para ser de la partida en lo que será su debut en un superclásico. Así las cosas, el entrenador pudo respirar más tranquilo y empieza a trabajar.

Porque, de hecho, el volante juvenil es quien parece tener la prioridad para reemplazar al exBenfica en el carril derecho. Si bien ese movimiento significaría sacarlo de lo que se ha transformado en el último tiempo en su hábitat natural, conoce de sobra el puesto: tanto en el Club Deportivo Mac Allister de su provincia como en las divisiones juveniles del xeneize supo desempeñarse en ese sector.

De esta manera, dejará el hueco en el doble cinco para que Daniele De Rossi se ubique al lado de Iván Marcone, como se empleó en la victoria ante Aldosivi (2-0) por la Superliga. La otra variante por la derecha es Sebastián Villa, que fue quien ingresó en el primer tiempo ante la lesión de Salvio. No obstante, parece difícil pensar que se retroceda a la idea de poner a un atacante para hacer la banda como se hizo el semestre pasado y se corrigió en el actual con Nahitan Nandez, al comienzo y hasta su partida a Cagliari, y con la inclusión de Toto luego.

El relevo de Wanchope sí está demasiado claro. Y ahí sí será el mismo que lo reemplazó ante los ecuatorianos: Franco Soldano. Con la inexperiencia de Jan Carlos Hurtado, el único N°9 que sale de memoria es el cordobés, de 24 años. Sobre todo porque Carlos Tevez, como bien describió Alfaro en la conferencia de prensa de ayer, siente más la función de un conductor que la de un centro delantero. Carlitos, probablemente, mantenga su lugar como acompañante de la referencia.

Aunque tampoco es descabellado pensar que ahí puede estar una de las dudas: Emanuel Reynoso. Gustavo Alfaro ha estado trabajando mucho en las prácticas de las últimas semanas en las sociedades que puede generar Bebelo, sobre todo anticipando y pensando mucho en el rival de turno. De hecho, ha conformado muchísimo la labor, la dinámica y el fútbol que tuvo el equipo en Quito, en donde el exTalleres se movió por la izquierda con su precisión y visión para darle libertad por el medio a Alexis Mac Allister: dibujo táctico y estrategia que hizo a Boca muy fuerte en todas las facetas.

Por otro lado, en la cabeza del entrenador estaría una modificación táctica: darle la posibilidad a Julio Buffarini en el lateral derecho. Si bien el juvenil Marcelo Weigandt viene cumpliendo y tiene una proyección que convence al cuerpo técnico, para este partido en particular considera que su poca experiencia puede jugarle en contra a él y al equipo. Aunque sus desempeños son interesantes e identifican al hincha de Boca, Chelo suele jugar alguno de sus partidos con una cuota importante de nerviosismo y con una intensidad ante el jugador contrario que lo expone fácil a la amonestación, a estar bajo la lupa. Y el que viene es un partido de esos que la tensión permanecen de principio a fin.

Con este panorama, el de las decisiones tácticas y, sobre todo, el de los imprevistos que sufrió ante Liga, Alfaro podría poner el siguiente equipo para jugar en el Monumental:

Esteban Andrada; Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Mas; Capaldo, Marcone, De Rossi, Mac Allister; Tevez y Soldano.

Aunque no hay que desestimar la posibilidad de que hayan sorpresas: a diferencia de otros momentos, se verán las caras dos entrenadores que juegan mucho al ajedrez.



Jueves, 29 de agosto de 2019
Compartir en Facebook Compartir este artículo en Twitter         

Volver

 
       
 
 

© Copyright 2012 - 2015
www.iusnoticias.com.ar | All rights reserved
Curuzú Cuatiá - Corrientes - Argentina
(03774) 425131 y (3774) 404176 | redaccioniusnoticias@gmail.com